dissabte, 2 de gener de 2010

Control remoto

Un implante diseñado por el científico estadounidense Stuart Meloy permite alcanzar el orgasmo sin necesidad de estimulación sexual. La revista británica New Scientist detalla que unos diminutos electrodos activan los nervios de la espina dorsal y se conectan a un generador de señales colocado en una nalga, accionado por el botón de un control remoto. Este cirujano del centro Piedmont Anaesthesia and Pain Consulants, en Carolina del Norte, descubrió el mecanismo mientras operaba a una paciente. Cuando empezó a proferir "unas enfáticas exclamaciones", le preguntó qué pasaba y ella contestó: "Va a tener que enseñarle a mi marido cómo se hace eso". Tan fácil como apretar un interruptor. Pero hay más. Un simulador eléctrico enardece dos puntos de acupuntura situados en el tobillo, que comunican con la región pélvica. El Slightest Touch surgió por accidente, cuando uno de sus cuatro creadores probaba un masajeador en los pies de su novia, que sintió un cosquilleo de locura en el bajo vientre. El cibersexo alcanza el clímax con un vibrador de diez velocidades incorporado al ordenador personal. Enchufado al puerto USB, el Matrix Vibe se regula con el ratón y funciona sin pilas. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada