diumenge, 29 de juliol de 2012

Libro "El oficio de ser madre" - Gemma Cánovas Sau

Como siempre ha sucedido en los largos siglos de cultura patriarcal, la maternidad sigue estando idealizada, penalizada y carente de cualquier tipo de valoración simbólica. Sentirse madre no es lo mismo que sentirse padre. Algunas funciones pueden intercambiarse, pero las vivencias y las percepciones subjetivas de cada uno son intransferibles, y ello influye en la capacidad empática necesaria para comunicarse con unos hijos que, a su vez, se inscriben en la historia previa de sus progenitores.En esta obra Gemma Cánovas Sau nos ofrece nuevas perspectivas para prevenir el sufrimiento psicológico de las mujeres. Apoyándose en casos reales aborda temas como el deseo de ser madre; la maternidad en todas las etapas de la infancia; la relación entre el mundo laboral y la vida cotidiana; el papel de las abuelas; las nuevas configuraciones familiares y el lugar de los padres.

Este libro es el producto de un recorrido profesional y personal, empezó a gestarse la idea de escribirlo mucho antes de mi maternidad y fue tomando forma progresivamente tras muchas reflexiones que me iban conduciendo a las siguientes cuestiones: generalmente a las madres se
las trata de aleccionar, culpabilizar, se las venera o se las degrada, haciendo tramposa pedagogía para que cumplan
como madres de acuerdo con unos esquemas preestablecidos sin cuestionarse apenas el sujeto mujer que late dentro de cada una de ellas, de nosotras. Las madres de hoy forman parte de una generación –bisagra, herederas
de una época prolongada, histórica-mente hablando, en que se inculcaba la dedicación absoluta a los hijos, y por
otro lado incorporando nuevos referentes que otorgan un papel activo a la mujer, todo ello sin haberse producido
aún trasformaciones estructurales , que permitan realmente unas condiciones dignas para llevar a cabo el ejercicio de
la crianza, sin renunciar permanentemente a la realización en otros planos de la existencia. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada