dijous, 17 de març de 2011

GINECOLOGÍA La cirugía devuelve la sensibilidad tras la ablación Un ginecólogo catalán reconstruye el clítoris a dos mujeres africanas


A la vuelta del verano, dos mujeres aguardan impacientes el paso por la consulta de Ginecología del Instituto Dexeus de Barcelona. Como ocurrirá con ellas, hace tres meses dos jóvenes de origen africano que habían sufrido una mutilación genital en su primer año de vida fueron sometidas a una operación para reconstruir su clítoris, cirugías a cargo del doctor Barri Soldevilla.Tras las intervenciones, ambas han recuperado la sensibilidad de sus genitales y el resultado anatómico es satisfactorio, explica el doctor Barri, ginecólogo del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus e impulsor del Programa de Reconstrucción Genital Post Ablación, aunque considera que todavía es pronto para evaluar su respuesta a la estimulación sexual.

En el África subsahariana se practican alrededor de dos millones de ablaciones anuales. La extirpación del clítoris en las niñas se efectúa como un ritual de paso a la vida adulta. Desde la OMS se insiste en su reconocimiento internacional como una violación de los derechos humanos de la mujer.

Actualmente, este instituto catalán es el único centro sanitario en nuestro país que realiza este tipo de cirugía. Junto a estas cuatro mujeres, tres más esperan ser operadas a principios del año próximo, y hay cinco solicitudes más que están siendo estudiadas.



Operaciónes solidarias
 
Todas ellas han entrado en contacto de manera voluntaria con el centro. Son residentes en España que sienten el deseo de reconstruir la mutilación de sus genitales. "No tiene sentido captar a pacientes africanas y operarlas aquí, porque al volver a su país serán repudiadas", asegura el especialista. En definitiva, se trata de un gesto más de integración en los valores de la sociedad occidental. Además, son pacientes sin recursos para costear esta cirugía a las que se les practica la operación de forma gratuita.

Sencilla y rápida

La intervención es sencilla. El tipo de ablación más común no secciona el clítoris de raíz, por lo que la cirugía consiste en recuperar el muñón.

Para ello, se elimina el tejido cicatricial de la zona mutilada y se localiza el muñón, con los nervios que determinan la sensibilidad sexual.

Se coloca el muñón de la forma más externa posible y se fija. Después se elimina la fibrosis que recubre el clítoris que ha quedado engrosado.

Un mes y medio después, el clítoris está completamente recubierto y a los tres meses es totalmente normal. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada