dilluns, 7 de març de 2011

Hay comidas de mujeres y comidas de varones


Hoy tenemos un tema muy interesante y la pregunta es si ¿Somos realmente lo que comemos?:
P.A: Eso depende de lo que consideramos "!ser!". Si consideramos al ser somáticamente lo que comemos se integra integra a nuestro cuerpo y luego se va como energía, pero a mi interesa mucho más en cuánto a seres sociales que somos, la alimentación como producto y como productora de relaciones sociales, porque hay usos sociales de la comida que trascienden exclusivamente su función nutricional.
Porque si nos preguntamos los usos de la comida, podemos ver que solamente uno de esos usos es nutricional y existen más de una decena de otros usos de la comida que son sociales o emocionales: la comida también nos da satisfacción, nos da placer, a través de la comida seducimos, a través de la comida promovemos premios y castigos, enfrentamos el estrés psicológico y social, marcamos nuestra posición social, demostramos nuestra piedad, marcamos nuestro género porque hay comidas de mujeres y comidas de varones, demostramos nuestro poder sea político o económico porque hay comidas de ricos y comidas de pobres, marcamos también nuestra edad con la comida porque hay comidas para niños y comidas para adultos.
Hay códigos no escritos en la sociedad, sistemas de derechos que habilitan a cada género, a cada edad y a cada clase social a comer determinadas cosas y no otras.
Estos referentes simbólicos nos meten en este sistema de derechos no escritos que funcionan como principios de inclusión de los alimentos.
La distinción de género es una de las categorías más antiguas que tenemos conocimiento así como el sistema de comidas preferenciales según las posiciones u según las edades.
La comida marca y demarca la posición social, tanto ahora como en la edad de la pradera.
LA INDUSTRIA ALIMENTARIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU IMPACTO SOBRE LA PERDIDA DE SALUD:
Desde que la industria entra masivamente en la alimentación desplazando el alimento fresco por el alimento industrializado, los comensales cedemos el control de nuestra alimentación a sistemas expertos (la nutrición, la bromatología, el estado a través de sus múltiples instituciones), pero en este momento es la industria alimentaria el actor más importante al momento de decidir nuestra alimentación, porque si hoy los niños imponen a las familias sus gustos, es porque han sido formados (o deformados) en un determinado gusto, por la industria de la alimentación y los medios de comunicación, para imponerles que deben comprar y que deben forzar a sus padres a que lo compren, de manera que la responsabilidad no es de los niños, sino en cierto sentido son también víctimas como lo podemos ser los padres de todo este sistema perverso que prioriza la alimentación como un negocio lucrativo y no como un medio para mantener salud.

Fuente: http://drgeorgeyr.blogspot.com/2011/03/la-comida-cumple-mas-funciones-sociales.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada