diumenge, 4 de juliol de 2010

Dolor: femenino y singular No hay duda, somo diferentes

Las enfermedades que producen dolor como las reumáticas o las de carácter endocrinas por deficiencias del tiroides son de predominio femenino, según se ha informado en una jornada sobre la vivencia del dolor y la mujer organizada en Barcelona y basada en las dos últimas Encuestas de Salud de Cataluña, España.

Según la doctora Carme Valls, directora del programa Dona Salud y Calidad de Vida del CAPS, el Centro de Análisis y Programas Sanitarios catalán, las enfermedades dolorosas son femeninas y la percepción del dolor es distinta según el sexo.
Según esta experta, el dolor tiene además un componente social y que "esto repercute en el sexo femenino por la doble jornada doméstica y laboral que asume a diario y la sobrecarga que supone, y que esto, unido a la sensación de culpa y la baja estima que se inculca a las mujeres, es lo que propicia la aparición de más dolor".

Para Valls, el estrés físico y mental acaba produciendo dolor por contracción del músculo trapecio, y está comprobado que un estrés emocional, más frecuente en mujeres, puede generar más dolor que descargar un camión.

También considera que los protocolos clínicos parten de la premisa ideológica y no demostrada de la hipersensibilidad al dolor de las mujeres, aunque la realidad es que la mujer está mejor preparada que el hombre para aguantarlo, desde la menstruación a los partos.

Un estudio reciente respalda la aseveración de la doctora Valls, al mostrar que las mujeres son más "duras" frente a las enfermedades cardiovasculares, las cuales constituyen la principal causa de muerte y enfermedad femenina.

La evidencia clínica venía mostrando que las mujeres suelen padecer síntomas cardíacos atípicos, como el dolor de espalda o la fatiga con mayor frecuencia que los hombres, pero sin embargo demandan atención médica de forma más tardía que los varones, cuando los síntomas son más evidentes, empeorando el pronóstico de la enfermedad.

Para determinar las diferencias entre mujeres y hombres, un grupo de cardiólogos de la Universidad de Michigan, en EU, han estudiado más de 400 pacientes que tuvieron un ingreso hospitalario por un episodio cardiológico.

Las mujeres sufrieron dolencias cardíacas más graves, su nivel cultural era menor y la situación funcional peor que la situación basal de los hombres, pero sin embargo su percepción subjetiva de la patología cardiovascular era menor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada