dimarts, 13 de juliol de 2010

Nacemos sol@s y morim@s sol@s

Aun cuando el nacimiento de un ser humano está rodeado de gente, médicos, familia, amigos, el recién nacido pasa por una experiencia traumática y, lo afronta solo, pues nadie entenderá ni sabrá nunca que se siente y que le ocurre a ese nuevo ser para afrontar la vida de una u otra forma.
Muchos científicos, teólogos y místicos afirman que la forma de nacer, lo acaecido en ese momento es una marca que seguirá a ese ser humano el resto de su vida; incluso condicionará actitudes, carácter y decisiones de su vida.
Traumático o no, el nacimiento es una experiencia en la que el bebé se encuentra rolo en un nuevo mundo, frío y ruidosos donde no entiende nada.
Según crecemos nos acompañan personajes, nuestros padres, abuelos, hermanos que nos irán moldeando la personalidad pero somos nosotros los que decidiremos seguir ese o aquel camino, decisiones que, por acierto y error, irán creando una visión del mundo, nuestro mundo, única.
Cuando nos volvemos seres adultos somos conscientes de la importancia de nuestras decisiones pasadas y de las futuras. Eso en el mejor de los casos. Pero no sucede siempre. Es entonces cuando atisbamos en toda su grandeza la soledad inherente a nosotros mismos, convirtiéndonos en meros espectadores de la vida de los demás, con nuestras añoranzas, deseos y frustraciones. La madurez no siempre llega.
No solo en estos seres existe esta certeza. También en todos y cada uno de nosotros, en todos los seres humanos que no se conforman con seguir la marea de la vida, deteniéndose un solo segundo, tiempo suficiente para ser conocedores de forma plena de nuestra existencia y del camino solitario por recorrer que tenemos aquí, en esta vida.
Regodearnos en esta verdad, en esta evidencia ignorada por la mayoría solo nos vale para retrasar la partida, sin haber llenado la mochila del conocimiento y la experiencia necesaria para continuar nuestro recorrido.
Nombres como Richard Bach, Gandhi, escritores de libros o conocidos mas o menos cercanos, como el estudiador bíblico y cabalista E. Bourgón, o el medico J. Carvajal, en su labor de guías y/o consejeros, se esfuerzan por hacernos ver nuestro propio camino, nuestro mundo personal y único, la importancia de nuestras decisiones y el valor de la franqueza para nosotros mismos.
Es triste que en siglo XXI el valor de la experiencia vivida de nuestros mayores se pierda en la ignorancia y la enfermedad, recluidos en un rincón de la residencia o de un cuarto oscuro, bajo medicación.
“Estoy tan solo …” Esa es la frase de muchos que olvidaron que, aunque el hombre es un animal sociable, nuestra vida es un camino de soledad donde invitamos a alguien a caminar a nuestro lado, cada uno en su sendero, pero que no pueden caminar por nosotros.
La sencillez de nuestro alma, la sabiduría y la serenidad será lo que nos llevemos a ese “otro mundo” cuando volvamos a ser plenamente conscientes de lo solos que estamos cuando muramos en nuestra vida. 

Fuente: http://lacomunidad.elpais.com/saphira/2010/1/15/nacemos-y-morimos-solos 

Tal vez encontremos a alguien con quien compartir nuestro camino pero ten claro que morimos solos, sólo puedo explicar el porqué en una simple frase; "Nadie te conoce mejor que tú".
La vida es miseria para unos y fortuna para otros, aun así algo anda equilibrado en la balanza o por lo menos hemos de pensar así o directamente no pensar y mirarte
solo a ti...
Unos se resignan, otros se culpan, otros destruyen, yo... les miro y no dejo pasar el tiempo, es mio y no lo dejaré escapar.
Todos moriremos y el camino recorrido; sufrimiento, desesperanza, miedo... ¿de que nos habrá servido?, tanto dolor...ni si quiera perduraré en la memoria, sólo quedará olvido en un espacio invisible, pero aun así ya que tenemos tiempo y oportunidad para vivir algo por lo menos.
Afortunados por tener esa oportunidad que algunos no llegan a tener y por eso hay que seguir adelante y aprovechar el tiempo que se nos han dado. Soportar las minucias de la vida que el problema real será el NO EXISTIR.

Primero; No desperdiciar el tiempo que hemos recibido, ya que muchas personas no tienen el privilegio ni de nacer.
Fuente: http://blogs.myspace.com/index.cfm?fuseaction=blog.view&friendId=381551436&blogId=508077149

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada