diumenge, 4 de juliol de 2010

La mujer, ¿el sexo fuerte? Reímos menos, pero aguantamos más EFE Las mujeres reaccionan diferente ante los estímulos y esperan menos recompensa. Omar Segura, EFE - No hay duda, somo diferentes

Las mujeres y los hombres perciben de modo diferente tanto el humor como el dolor. Por ejemplo, ellas sufren más pero también se aguantan más. Es lo que sugieren las últimas investigaciones médicas, que inclinan cada vez más la balanza a favor de la constatación científica de que el sexo fuerte es el de Eva, y no el de Adán, como se afirma.
De acuerdo a una serie de investigaciones recientes, las mujeres y los hombres se relacionan de modos diferente tanto con las lágrimas como con las carcajadas. Nadie sabe si estos estudios ayudarán a que ambos sexos nos entendamos más y mejor, pero al menos pueden servir para ponernos de acuerdo en algo: somos incluso más diferentes de lo que pensamos.

Los trabajos publicados en la prestigiosa revista americana “Proceedings of the National Academy of Sciences” han mostrado de forma gráfica que las respuestas cerebrales al humor difieren dependiendo del sexo y de la personalidad. 

Un equipo del Centro Interdisciplinario de Investigación de Ciencias Cerebrales de la Universidad de Stanford, en California, ha estudiado la respuesta de diez hombres y de diez mujeres mientras revisaban tiras cómicas en blanco y negro.

Ambos grupos mostraron respuestas neurológicas similares y encontraron divertidos los mismos dibujos, pero en las mujeres eran más activas algunas regiones cerebrales, como el córtex prefrontal izquierdo, que está implicado en el procesamiento del lenguaje y de la atención, así como el “núcleo accumbens”, que se encarga de la anticipación y de la percepción de la recompensa.

Buscamos menos recompensa

Una posible explicación de las diferencias de sexo en la apreciación del humor y en su utilización, es que comparadas con los hombres, las mujeres parecen tener una menor expectativa de la recompensa, lo que provoca una mayor actividad en el "núcleo accumbens" cuando aprecian un estímulo recompensatorio, como puede ser una tira cómica.

En un segundo trabajo, el mismo equipo ha encontrado una asociación entre la activación de ciertas regiones cerebrales, el humor y ciertos rasgos de la personalidad, como ser extrovertido, introvertido y tener una estabilidad emocional.

Según los expertos, estos trabajos contribuyen a entender que los hombres y las mujeres perciban el mundo de forma diferente.

Las mujeres no sólo parecen diferentes que los hombres ante los estímulos que les provocan carcajadas de risa, sino además ante las que le causan punzadas de dolor.

Investigadores de la Universidad de Bath, en Gran Bretaña, han estudiado cómo las diferencias de género pueden afectar la percepción del dolor, llegando a la conclusión de que las mujeres sienten más dolor que los hombres, no sólo a lo largo de su vida, sino que les afecta a más áreas del cuerpo, más a menudo y durante más tiempo que a los varones.

Sus conclusiones se fundamentan en varios estudios que analizaron la respuesta al dolor en voluntarios expuestos al agua muy fría y a diversos análisis efectuados en hospitales.

"En la percepción del dolor femenino no sólo son importantes los factores biológicos, como la diferencia hormonal, sino también aspectos psicológicos", ha comentado el doctor Ed Keogh, de la Universidad de Bath.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada