dimarts, 20 d’abril de 2010

Ante el espejo

La conducta asertiva se aprende a partir de la práctica, como el resto de conductas que realizamos. Si no la tenemos incorporada es, sencillamente, porque no se nos ha educado en ella y no hemos tenido por tanto ni modelos ni posibilidad de práctica durante nuestra infancia y desarrollo de nuestra personalidad. Por el contrario, hemos interiorizado modelos de pasividad fundamentalmente. Pero el cerebro humano tiene la capacidad de aprender a cualquier edad, y aquí radica nuestra posibilidad de practicar la conducta asertiva como un modo de mantener nuestra autoestima en plena salud y poder así ejercer un liderazgo efectivo y eficiente.
Objetivo:
Practicar conductas asertivas (I)
Procedimiento:

-  Buscar un espacio donde se esté a solas, sin posibilidad de interrupciones

-  El espacio debe disponer de un sillón cómodo y un espejo de medida grande, a ser posible

-  Identificar una conducta pasiva o agresiva que nos causa malestar y nos impide el ejercicio pleno de nuestra autonomía

-  Diseñar la conducta asertiva que nos conduciría a resolver la situación conflictiva

-  Dedicar unos minutos a la relajación antes de iniciar el ensayo

-  Ensayar la conducta asertiva ante el espejo siguiendo los pasos descritos a continuación:
► Expresar lo que deseo. Se trata de buscar las palabras que mejor expresen lo que queremos obtener delante de la situación o problema.
► Fijar el momento o lugar más oportuno para discutir el problema que nos afecta a nosotras y a las personas implicadas.
► Describir la situación problemática que queremos cambiar de la forma más detallada posible.
► Expresar lo que siento en la situación/problema en primera persona (yo) sin reprochar a los demás su posición o su actuación en la situación/problema.
► Escribir el mensaje que queremos dar a la persona implicada en la situación/problema.
► Ensayar la conducta asertiva en voz alta varias veces antes de llevarla a cabo.
► Poner en práctica la conducta asertiva.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada