dimarts, 20 d’abril de 2010

"No vales ni para llevar la casa"

La Caja del Mediterráneo (CAM) ha organizado el Taller de autoestima para mujeres maltratadas o en peligro de exclusión social en la Casa de la Dona de Mislata. Veintitres mujeres que han recibido las enseñanzas necesarias para superar las secuelas de la violencia de género o las herramientas para poder combatirla.


Las psicólogas del taller y Vicente Botella, director territorial de la Obra Social de la CAM.  josé aleixandre

AMAT SAPENA VALENCIA ?
"No vales ni para llevar la casa". Esa frase la tenía que escuchar Montse día y noche. Esa y otras más del mismo estilo profería el marido de esta mujer con la inequívoca intención de vejarla y humillarla. "Me iba anulando, me veía indefensa y con miedo porque era muy agresivo", relata Montse. Su autoestima estaba por los suelos.
Es una de las 23 mujeres que han acudido al Taller de autoestima que, organizado por la Caja del Mediterráneo (CAM), se ha desarrollado en la Casa de la Dona de Mislata con el objetivo de que mujeres que han sido víctimas de la violencia de género aprendan asertividad y cómo tener una autoestima saludable para superar ese negro episodio o evitar que el mismo se produzca.
"Llega un momento que al final te crees todas las reciminaciones, todos los insultos", afirma Montse. Se ha cumplido el objetivo del maltratador. Ha conseguido minar la autoestima de su pareja. La segunda meta es aislar a su víctima para que nadie le pueda hacer salir de la trampa en que ha caído. "Me fue apartando de familia, de amigas, mi marido podía hacer su vida, entrar y salir sin tener que dar explicaciones y yo tenía que estar en casa, que, además, para él eso no era trabajo".
Montse cada vez se iba hundiendo más. "Yo reconozco que nunca he sido una mujer muy fuerte de carácter pero la relación con mi marido me hizo cada vez más débil hasta el punto de que llega un momento que ves que no sirves para nada, ni para cuidar la casa, ni a mi hija ni a mi misma".

"Te hace bien hablar y escuchar"
Afortunadamente, Montse supo decir basta. Se separó y ahora comienza a ver la luz al final del tunel. Y el Taller de autoestima le ha ayudado a valorarse más. "Te hace bien hablar y escuchar a otras mujeres que sufren el mismo problema. Y te das cuenta de que si ellas lo superan, tu también lo puedes hacer".
Es lo que pretendía esta iniciativa. Como explica Beatriz Mergelina, una de las psicólogas que ha participado en el taller, " se trataba de que las mujeres fueran construyendo su propia identidad a través de su propia historia personal, de sus experiencias. Han participado mujeres que han sufrido algún tipo de violencia de género y también en riesgo de exclusión".
En casi todas las historias de violencia machista subyace la baja autoestima. "Una mujer ya puede tener la autoestima baja antes de empezar una relación -afirma la psicóloga- pero si la agresión es continuada, la autoestima baja en picado. Y a la hora de defenderse, no pueden hacerlo. Antes de la agresión física el maltratador ha utilizado la psicológica".
Otro de los conceptos que se ha trabajado es la asertividad, "saber decir que no, pero ni de una manera pasiva ni agresiva. Hay que negarse cuando algo no nos parece bien. La asertividad es la base principal de una alta autoestima", señala Beatriz Mergelina. "También hemos trabajado la estrategia. Hay que saber hacer críticas y recibir elogios. Hemos hecho hincapié en el lenguaje negativo. Estas mujeres desde pequeñas han tenido que oir frases como "eso no se puede hacer", "deberías hacer".... Son mujeres prosociales, siempre a favoer de los demás: la casa, la familia, los hijos, etc.".

"El maltratador aísla a su víctima"
Beatriz Mergelina insiste en el concepto que, machaconamente, ha repetido a las participantes en el taller de autoestima. "Lo primero que han de entender es que sirven, que pueden salir adelante sin el machito que las maltrata".
La psicóloga afirma que "el maltratador aísla a la víctima, la va separando de la familia, de las amigas... Y el click, el momento en el que se dan cuenta de lo que les está pasando normalmente son los hijos. Entonces es cuando reaccionan, lo que sucede es que a veces es demasiado tarde, sobre todo si han sido aisladas".
Muchas veces el daño psicológico en la mujer maltratada es más peligroso que el daño físico. "En el maltrato físico ya hay un daño psicológico. Tiene menos secuelas un ataque físico perpetrado por un desconocido en la calle que la violencia de género continuada".
El Taller de autoestima de la CAM estaba dirigido a mujeres de entre 25 y 50 años, "aunque vino una mujer de 70 años y otra de 66. En total, han participado 23. Estamos satisfechas del resultado final del taller porque creemos que les va a ser muy util las enseñanzas que les hemos proporcionado. Los psicólogos no tenemos una varita mágica con la que hacer desaparecer los problemas, pero damos las herramientas y el paciente las de utilizar", afirma Beatriz Mergelina.

Fuente: http://www.levante-emv.com/juntos/2009/11/10/mujeres-reconstruyendo-autoestima-perdida/649861.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada