dissabte, 3 d’abril de 2010

Ruanda: parlamento dirigido por mujeres

Ruanda tiene ahora el record de contra con el mayor número de mujeres en el Parlamento. Esto ha sido el resultado de las elecciones pacíficas celebradas en septiembre, en las que 44 mujeres fueron elegidas en la Cámara de Representantes del Gobierno. El Parlamento ruandés tiene 80 escaños.

Ruanda es el primer país en el mundo que tiene una mayoría en el parlamento. En el 2003 las Naciones Unidas establecieron una meta para las naciones miembros para que aplicaran una cuota de un 30% de representación en sus parlamentos. Ruanda prontamente aplicó esta meta en su recién elaborada constitución, reservando 24 escaños del parlamento para las mujeres. A finales de las elecciones del 2003, 39 escaños fueron ocupados por mujeres, sustituyendo la cuota establecida por las Naciones Unidas.

Los ruandeses no votan directamente por escaños parlamentarios sino que a través de un colegio electoral. Ellos votan por un partido específico y la Comisión Nacional Electoral asigna escaños parlamentarios basándose en el porcentaje de votos que recibe cada partido. El número establecido en la elección de septiembre estableció el porcentaje de parlamentarias femeninas en un 56.25%.

Este porcentaje refleja la composición demográfica actual de la nación. En la actualidad existen ligeramente más mujeres que hombres. Este es el resultado del genocidio de 1994, en el que fueron eliminados más hombres que mujeres.

Ruanda ha logrado un progreso significativo a través de la incorporación de mujeres en la reconstrucción y el proceso de fortalecimiento de la paz de la nación. Este progreso se refleja a través de ‘Visión 2020’, una serie de metas económicas, sociales y políticas que la nación se propone alcanzar para el año 2020. Visión 2020, iniciada por la Oficina Ruandesa del Presidente en el 1998/1999, resultó en un documento que describe un plan de desarrollo a largo plazo. Incluye la transformación de Ruanda en un país de ingresos medios, ofreciendo servicios básicos y una infraestructura para los ruandeses promedios y la educación de los/las niños/as. En el área de la educación, la nación ha logrado algún progreso, aumentando en un 10% el alfabetismo femenino desde que concluyó el conflicto.

La inclusión de las mujeres en la arena política ciertamente dirige a Ruanda hacia la ‘Visión 2020.’ La nación que pasó dificultades hace menos de dos décadas es ahora un modelo que debe tomarse en cuenta para aumentar la participación política de la mujer en todo el mundo. 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada