dissabte, 15 de maig de 2010

Las mujeres ganaban en el 2005 lo mismo que los hombres en 1980

Un estudio constata avances en igualdad, pero lejos de la paridad | El informe revela que las desigualdades de género en 25 años se han reducido, pero menos en los ingresos

Ya se sabía, de hecho, es uno de los argumentos que más han esgrimido los defensores de la igualdad de género en las últimas décadas: las mujeres ganan menos que los hombres y eso es un lastre para conseguir la tan esperada igualdad entre las dos mitades de la población mundial. Pero, de nuevo, una investigación lo ha vuelto a reiterar con datos concretos: las mujeres ganaban en el 2005 lo mismo que los varones en 1980.

Así lo indica el estudio Desigualdades en el desarrollo geopolítico de género en España 1980- 2005, elaborado por un grupo de investigación de la Universidad de Alicante, dirigido por Mercedes Carrasco-Portiño, y publicado en la Revista Española de Salud Pública. "Esta diferencia salarial entre hombres y mujeres indica desigualdades de género por segregación de ocupaciones, discriminación salarial y fluctuación de las tasas de actividad en el trabajo remunerado", señala el citado estudio, en el que se asegura que las comunidades con mayor paridad salarial son Canarias y Baleares y las menos paritarias Asturias y Castilla y León.

Para elaborar este trabajo, los investigadores han manejado el Índice de Desarrollo de Género (IDG), un indicador que considera el desarrollo de mujeres y hombres respecto a la esperanza de vida al nacer, a la educación y a los ingresos. Este índice, en un rango de 0 a 1, aumentó de 0,180 en 1980 a 0,903 en el 2005, es decir, se estrecharon notablemente las distancias entre hombres y mujeres. En términos globales, las comunidades de menor crecimiento en el IDG en ese periodo de tiempo estudiado fueron Asturias y Catalunya. En este último caso se debe, según el estudio, a que en 1980 Catalunya partía de una situación buena que se ha conseguido mantener.

El estudio pone claramente de manifiesto que España ha mejorado en términos de igualdad de género, pero queda claro que ese desarrollo se debe, sobre todo, al índice de educación: en los primeros años estudiados, estos valores fueron superiores en los hombres, "pero a partir de 1985 comenzó a producirse un cambio de sentido paulatino a favor de las mujeres". La primera comunidad en la que se produjo ese cambio fue en Navarra, y posteriormente se fueron sumando el resto: el índice de educación fue superior en las mujeres que en los hombres en cuatro comunidades en 1990, cinco en 1995, nueve en el 2000 y 15 en el 2005 (último periodo estudiado).

En cuanto al índice de ingresos por sexos, este fue el que peor ha evolucionado en estos 25 años, porque aunque este ha aumentado de manera notable ha sido para los hombres. De hecho es en materia económica, dondemenos desarrollo de género se ha producido.

Otra de las conclusiones del estudio es que, aunque las diferencias de género se han reducido en este cuarto de siglo, persisten las desigualdades interterritoriales "con un patrón norte-sur claramente favorable a las comunidades del norte".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada