dissabte, 22 de maig de 2010

tú sabes que ella no resbaló en la bañera


LA VIOLENCIA de género es la que se ejerce contra las mujeres por el mero hecho de serlo; es la manifestación más brutal de la desigualdad entre mujeres y hombres. Por eso es tan importante combatirla afrontando el problema desde su raíz, reforzando el compromiso político y ciudadano en favor de la igualdad y explicando que sólo lograremos erradicar la violencia de contra las mujeres, cuando las relaciones entre los sexos se basen en el respeto, la libertad y la igualdad.

Las distintas administraciones hemos realizado un esfuerzo importante por ofrecer a las víctimas una atención y una protección integral desde los servicios públicos. De forma acorde con la complejidad del fenómeno del maltrato hemos ido articulando procedimientos de atención y coordinación a fin de hacer posible que éstas retomen las riendas de su vida.


El paulatino incremento en el número de denuncias y en el número de usuarias de estos servicios nos indica que cada día más mujeres son capaces de decir "basta ya", pero los datos también reflejan que la desigualdad persiste, que los estereotipos de género están muy arraigados y que desafortunadamente las mujeres jóvenes siguen sufriendo esta violencia.


POR ELLO, debemos seguir trabajando para mejorar la atención ofrecida a las víctimas y animarlas a romper con el maltrato, invitándolas a que, como dice la campaña del Gobierno de Asturias para este Día Internacional contra la Violencia de Género, no se enfrenten solas a la violencia y lo hagan acompañadas de las administraciones públicas o las organizaciones de mujeres expertas porque cuando más peligro corre su vida es cuando tratan de afrontar en solitario esta situación.

En paralelo, debemos incrementar el nivel de rechazo hacia el maltrato y hacerlo cuantitativa y cualitativamente. Es preciso un mayor compromiso del conjunto de la sociedad contra la violencia de género para, entre todos y todas, ser capaces de detectar y rechazar cualquiera de sus formas, de anticiparnos a lo irremediable.
Por ello felicito, a la Secretaría General Iberoamericana y a la Organización Iberoamericana de Juventud por la campaña maltratozero e invito a las y los jóvenes asturianos sumarse a ella, a asumir de forma personal y colectiva este compromiso, a comprender que las relaciones entre mujeres y hombres sólo serán verdaderamente plenas para ambas partes cuando se basen en el respeto mutuo, la libertad y el buen trato. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada