dissabte, 15 de maig de 2010

Sólo el 17% de los hombres colabora de manera equitativa en el hogar . Los varones más implicados viven con mujeres con salarios altos

La sociedad española ha demostrado en las últimas décadas una gran capacidad no sólo de aceptación y respeto a las nuevas estructuras familiares, sino incluso de impulso de las mismas. Sin embargo, se avanza muy poco en la implicación del hombre en las tareas del hogar, supuestamente el pilar en el que se sustentan esos nuevos modelos de familia en los que las mujeres mayoritariamente trabajan. Sólo el 17% de los varones reconoce que se encarga de la mitad de las labores domésticas, curiosamente, hombres con jornadas más cortas, empleos públicos, niveles educativos altos y que conviven con mujeres que trabajan y que tienen una formación y salarios elevados.
Estas son algunas de las conclusiones de diversos estudios publicados en la revista Panorama Social, de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), dedicado a las Familias en transformación. "La sociedad española prosigue el avance a modelos cada vez más plurales, democráticos e igualitarios, en consonancia con los valores que se defienden en las sociedades contemporáneas y complejas", señala la socióloga María Ángeles Cea, de la Universidad Complutense. "Sin embargo, la evolución es más parsimoniosa cuando afecta al reparto de las responsabilidades familiares que cuando concierne a la admisión de las nuevas estructuras familiares", agrega.

Prueba de ello son las respuestas dadas al CIS que ponen de manifiesto que aunque los datos muestran una mayor implicación de los varones en el hogar, aún queda mucho para conseguir el modelo igualitario. ¿Quién es el responsable? Para Cea, "la mujer sigue siendo la responsable" del inmovilismo o lenta evolución hacia la equidad.

Según el trabajo ¿Cuándo se implican los hombres en las tareas domésticas?, María José González, del departamento de Ciencias Políticas de la Universitat Pompeu Fabra, y Teresa Jurado-Guerrero, socióloga de la UNED, la implicación de los varones depende de las características de sus parejas. Los datos recogidos en el estudio revelan que sólo el 17% de los hombres realiza de una manera equitativa las tareas del hogar, frente a la mayoría, que apenas sí se encarga del 30% de los trabajos que conlleva una casa y una familia. La corresponsabilidad es "mínima" cuando la mujer no tiene un trabajo remunerado y mayor cuando ambos tienen empleo, sobre todo, cuando las mujeres tiene alto nivel educativo y salarial. Eso sí, indican, lo habitual en estas parejas igualitarias es contratar a otra mujer para que las realice. Es decir, "la igualdad de género en las parejas de dos ingresos se consigue a costa de aumentar la desigualdad social entre las mujeres, ya que gran parte del servicio doméstico es trabajo irregular".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada