dimarts, 2 de novembre de 2010

SALUD DE LA MUJER Campañas de detección de factores de riesgo vascular - Algunos síntomas en la mujer no se identifican bien En los países desarrollados, la enfermedad cardiovascular constituye la primera causa de muerte. Aunque la situación ha mejorado desde los años ochenta, los avances en diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías no han beneficiado a ambos sexos por igual. Mientras la mortalidad se ha reducido entre los hombres, en las mujeres no se observa la misma tendencia, de manera que, a día de hoy, el número de mujeres que fallecen por esta causa supera al de varones.



Algunos síntomas en la mujer no se identifican bien En los países desarrollados, la enfermedad cardiovascular constituye la primera causa de muerte. Aunque la situación ha mejorado desde los años ochenta, los avances en diagnóstico y tratamiento de este tipo de patologías no han beneficiado a ambos sexos por igual. Mientras la mortalidad se ha reducido entre los hombres, en las mujeres no se observa la misma tendencia, de manera que, a día de hoy, el número de mujeres que fallecen por esta causa supera al de varones.

La doctora Milagros Pedreira, presidenta del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares en la Mujer de la Sociedad Española de Cardiología y especialista del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, ha explicado esta situación desigual en el marco de un almuerzo organizado por Bayer con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Para frenar esta tendencia, la especialista propone realizar campañas de cribado en la línea, por ejemplo, de las que existen frente al cáncer de mama, que facilitarían un seguimiento exhaustivo de aquellas pacientes que presentan factores de riesgo claros: hipertensión, colesterol, sobrepeso, tabaquismo, antecedentes familiares, etc.

La doctora atribuye esta desigualdad entre géneros a dos factores principales. Por una parte, la baja representación de las mujeres en investigaciones sobre patología cardiaca, que apenas alcanza el 30 por ciento de los participantes. Por otro, las dificultades en el diagnóstico en la mujer, ya que presenta, con frecuencia, síntomas atípicos (náuseas, dolor de espalda, malestar abdominal, ardor en la zona torácica o fatiga). En la práctica clínica, también se les efectúan menos pruebas diagnósticas, advierte.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada