dijous, 2 de setembre de 2010

Película - trailer - Los limoneros



"Salma, una viuda palestina, debe hacer frente a su nuevo vecino, nada menos que el Ministro de Defensa israelí, cuando este se muda a una casa situada en frente de su campo de limoneros, en la línea fronteriza entre Israel y Cisjordania". Esto podemos leer en la sinopsis de la película Los limoneros (2008), sin embargo, aunque parezca que se va tratar el tema del conflicto árabe-israelí, en realidad se nos muestra un conflicto entre vecinos de escala social diferente. Al instalarse el Ministro de Defensa en su nueva casa, colindante con un limonar, el servicio secreto le muestra su opinión ante la potencial peligrosidad de los árboles, pues desde ellos pueden cometerse atentados sin que sus artífices sean descubiertos.

Lo que realmente hace que nos identifiquemos con la protagonista Salma Zidane (interpretada por Hiam Abbass), es que su único medio para ganarse la vida son sus limoneros, y que alguien con poder (el Ministro de Defensa cuyo papel realiza Doron Tavory) pueda hacer que le sean expropiados simplemente por su seguridad. Pero no debemos llevarnos las manos a la cabeza por ello, es algo más habitual de lo que parece, no sólo en Israel o Palestina, sino en cualquier lugar, y por las mismas circunstancias: alguien que utiliza su posición de superioridad para su propio beneficio sin reparar en los daños colaterales que ello conlleva.

Salma vive en una región dominada por hombres, donde la mujer tiene un papel secundario y residual subordinado a él, y así se nos muestra en este film. Además, la protagonista cuenta con la desventaja de estar viuda sin la protección y amparo de un hombre, por lo que toda la iniciativa legal que mueve para proteger sus árboles tiene, sin duda, mucho menos peso y fuerza que si la iniciara un hombre. Y ello a pesar del incondicional apoyo del abogado Ziad Daud (Ali Suliman) que no dudará en elevar el caso a las sucesivas instancias hasta llegar al Tribunal Supremo.

En el otro lado nos encontramos a un matrimonio adinerado en el que destacan las infidelidades del marido (el Ministro) y la soledad y aislamiento de la mujer Mira Navon (interpretada por Rona Lipaz-Michael). Mira, se identifica con Salma, lo que provoca, cada vez más, su distanciamiento con el marido. No puede admitir que su vecina vaya a perder su único medio de vida y durante toda la película vive una incómoda situación entre su marido y sus propias creencias.

De conflicto árabe-israelí, poco, algunas referencias al muro que separa ambos mundos y al apoyo de la comunidad internacional a Salma. Quizá el poder del Ministro y la pobreza de Salma, simbolicen la supremacía de Israel frente a la falta de medios de Palestina pero, cómo ya hemos dicho, esta situación no es exclusiva de estos territorios.

Ganadora del Premio del Público en la sección Panorama del Festival de Berlín (2008) y del Premio del Público en el Festival Internacional de San Sebastián (2008) recomendamos esta película dirigida por Eran Riklis, y que está disponible en la Biblioteca de Derecho.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada