dissabte, 30 d’octubre de 2010

La mujer madura constituye uno de los grupos poblaciones que consume más antidepresivos. Esta situación puede derivarse, entre otras cosas, de que el 80 por ciento de las españolas cree que la sociedad impone a la mujer ciertas normas de conducta a medida que envejece.



El pasado 22 de abril tuvo lugar el debate sobre "La mujer española ante la madurez", dentro del marco del Círculo Olay, una iniciativa de carácter social dirigida al apoyo de la mujer española y de la que forman parte prestigiosos líderes de opinión de la sociedad española. En este acto, moderado por Pilar Cernuda, periodista, escritora y miembro del Círculo Olay, estuvo presente Jesús de la Gándara, jefe de psiquiatría del Complejo Asistencial de Burgos, quien destacó que mientras hace diez años sólo el 2 por ciento de la mujeres maduras se sentían bellas, actualmente los últimos datos indican que el 80 por ciento de estas féminas se ven guapas, lo que es un claro indicativo de que las cosas han cambiado.

No obstante, el experto reseñó que hoy en día la mujer madura constituye uno de los grupos poblaciones que consume más antidepresivos. Esta situación puede derivarse, entre otras cosas, de que el 80 por ciento de las españolas cree que la sociedad impone a la mujer ciertas normas de conducta a medida que envejece. El psiquiatra resaltó también que la mayoría de sus pacientes son mujeres dependientes dedicadas a sus labores.

Para Gándara "la madurez de la mujer es una etapa positiva no sólo por el nivel de conocimiento adquirido, sino porque es cuando posee sus facultades creativas al completo". En este sentido, coincidieron las otras dos personalidades que participaron en la reunión, Soledad Becerril, ex ministra de cultura y diputada, y Pilar González Frutos, presidenta de Unespa y vicepresidenta de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), quienes manifestaron estar muy satisfechas con su edad y resaltaron las virtudes de la madurez.

Por su parte, Gándara aseguró que la manera más eficaz de evitar la depresión en esta etapa es conseguir un equilibrio entre lo que él define como las tres edades: "La que figura en el carné de identidad, esto es, la verdadera; la biológica, que es la que se refleja en nuestro rostro (las arrugas...); y la biográfica, la que sentimos que hemos ido formando con nuestras actuaciones".



Datos de interés



España ocupa el lugar 21 en la Europa de los treinta por la tasa de actividad de las mujeres de entre 15 y 64 años.

El prototipo de la trabajadora española es menor de 30 años, con estudios elementales, y en el sector servicios.

La mujer española considera que está en su mejor etapa en torno a los 36 años y medio, mientras que los hombres creen que el mejor momento para ellas son los 33.

Las españolas opinan que comienzan a envejecer alrededor de los 48-49 años, y para 6 de cada 10, la mujer que trabaja fuera de casa envejece mejor que el ama de casa.

El 20 por ciento sufre depresión durante la menopausia y cerca del 60 por ciento tiene síntomas depresivos. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada