diumenge, 10 d’octubre de 2010

SALUD SEXUAL Síndromes por amor

En Medicina existen muchas enfermedades y síndromes que tienen un nombre sugerente y que resulta interesante conocer. Hay varias que comparten el tema del enamoramiento como origen de su nombre, como el síndrome de la maldición de la Ondina, del que vamos a hablar hoy.

El síndrome de la maldición de la Ondina es realmente dramático, los que tienen este síndrome deben permanecer despiertos para respirar, su respiración está sólo bajo control voluntario; no pueden dormir porque eso significa que olvidan respirar y por lo tanto, una muerte segura. Según la mitología, Ondina era una ninfa del agua, muy hermosa y, como todas las ninfas, inmortal. La única amenaza para la felicidad eterna de las ninfas era enamorarse de un mortal y dar a luz al hijo fruto de la relación. Eso significaba la pérdida inmediata de la inmortalidad. Ondina se enamoró de Sir Lawrence, un apuesto caballero, y se casaron.

Un año después del matrimonio, Ondina dio a luz al hijo de Lawrence. Desde ese momento, ella comenzó a envejecer. Mientras el atractivo físico de Ondina se iba desvaneciendo, Lawrence perdía el interés en su mujer.

Una tarde, mientras Ondina estaba caminando cerca de los establos, escuchó el ronquido familiar de su marido. Cuando entró al establo vio entonces a Sir Lawrence recostado en los brazos de otra mujer. Ondina despertó a su marido rápidamente, le señaló con el dedo y pronunció su maldición: "Me juraste fidelidad por cada aliento que dieras mientras estuvieras despierto y acepté tu promesa. Así sea. Mientras te mantengas despierto, podrás respirar, pero si alguna vez llegas a dormirte, ¡te quedarás sin aliento y morirás!

Sir Lawrence se vio condenado entonces a mantenerse despierto para siempre. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada