diumenge, 13 de desembre de 2009

Dar el pecho en los museos

Desde el principio de los tiempos los humanos somos mamíferos, una verdad que no se puede ocultar y el alimento de los bebés es la leche. La naturaleza y el cuerpo humano, sabio como es, faculta a las mujeres para poder ofrecer este alimento a sus hijos.
Me enorgullezco de haber dado a mi hija Clàudia el pecho durante 2 años. Desde aquí, animo a todas aquellas madres que lo intenten y que acudan a grupos de apoyo a la lactancia, porque no nos engañemos, no sólo le damos alimento, es muchísimo más.
Hoy en día, espero que sólo algunas entidades arcaicas, como el Museo del Prado, puedan sentirse incómodos ante una madre que le dé el pecho a su hijo. Desde aquí, mi más sentido pésame hacia todos esos «museos del Prado».

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada