dilluns, 2 de maig de 2011

Castigo físico


Legalidad del castigo físico en Europa      Castigos físicos prohibidos en las escuelas y en el hogar      Castigos físicos prohibidos en las escuelas solamente      Castigo físico no prohibido

El castigo físico, disciplina física o castigo corporal es la aplicación deliberada de dolor corporal a una persona con la intención de disciplinar para que cambie su conducta en una orientación positiva para la persona que recibe dicha disciplina. Usualmente se aplica, suministrando golpes con las manos o con algún objeto. También se recurre en ocasiones a tirar de partes del cuerpo, tales como el cabello o las orejas.

Los castigos físicos han sido aplicados a lo largo de la historia como método de educación tanto con niños por parte de sus padres, como con personas adultas por parte de las autoridades estatales. La admisibilidad de su aplicación y legalidad, tanto en sistemas pedagógicos como en el campo jurídico han ido cambiando con el tiempo, por lo general en manera negativa. En la actualidad, el castigo físico en general está legalmente prohibido en un 12% de los países del mundo, considerando el resto de países que no conviene hacer ilegal esta práctica.

En el mundo moderno, el castigo corporal permanece como una manera de disciplina para los niños; sin embargo su uso ha declinado desde la década de 1950. En algunos países está prohibido; en cambio, en algunos otros países aún permiten a los padres usar castigos físicos no tan estrictos a los niños, pero son usados raramente.

La raza y el género han sido motivos para una mayor influencia de castigos corporales en el mundo occidental. Los niños negros y árabes tienen mayor probabilidad de ser golpeados en casa y en la escuela. El castigo físico en niños varones tiende ser más agresivo y más frecuente que el castigo corporal aplicado a las niñas. En algunos lugares, esa discriminación sexual tiene sus orígenes en las leyes. Como ejemplo, en Queensland, Australia, donde el castigo físico a las niñas en escuelas fue prohibido en 1934, mientras que el de los varones siguió siendo legal en las escuelas públicas hasta 1995, y no fue regulado en las privadas.

En cuanto al castigo corporal en la educación, hay varios enfoques distintos a lo largo del mundo. El castigo corporal está prohibido en la mayoría de los países occidentales y naciones industrializadas no occidentales. Toda Europa Occidental, Europa Central (excepto República Checa), Europa del Este, Nueva Zelanda, Japón y Sudáfrica han prohibido el castigo corporal en las escuelas, así como muchos otros países. El castigo corporal es legal en algunas regiones de Canadá. En Australia, el castigo físico está prohibido desde 1995 en las escuelas públicas, pero persiste en algunas escuelas privadas. En los Estados Unidos, 23 estados permiten el castigo físico en escuelas.

Legalidad
Legalidad del castigo físico en Europa Castigos físicos prohibidos en las escuelas y en el hogar Castigos físicos prohibidos en las escuelas solamente Castigo físico no prohibido

Mientras que el castigo físico sigue siendo aceptado en el 87% del mundo, es ilegal en algunos otros. La práctica ha sido prohibida en Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Chile, Chipre, Dinamarca, España, Finlandia, Grecia, Hungría, Islandia, Israel, Italia, Letonia, Noruega, Nueva Zelanda, los Países Bajos, Portugal, Rumanía, Suecia, Ucrania, Uruguay, Venezuela y Costa Rica.

En Francia, es legal el castigo corporal en escuelas, pero en 2000 una corte francesa declaró que el castigo corporal no será permitido bajo las leyes de "derecho a correción" en las escuelas, de esta manera fue prácticamente abolido. Esta prohibición es reciente en comparación con Suecia, que en 1979 fue el primer país en prohibir el castigo físico legalmente. En el Reino Unido su abolición todavía está siendo discutida. El estado australiano de Tasmania también sigue revisando el estado de las leyes del tema y puede decidir prohibir el castigo corporal por parte de los padres.

Los estándares sobre derechos humanos de las Naciones Unidas desaconsejan emplear el castigo físico, puesto que no han hecho un estudio real sobre su correcta aplicación, y estudian su aplicación general, entrando así su mal aplicación, la cual se da en un 85% de los casos aproximadamente.

Esos debates, sin embargo, no siempre conducen a la prohibición de los castigos corporales. La Corte Suprema de Canadá reafirmó, en el caso "Fundación vs. Canadá", el derecho de los padres o tutores a usar el castigo corporal en los niños entre las edades de dos y doce; Esta decisión fue polémica, ya que se basa en el Código Penal de Canadá, en una disposición promulgada en 1892. Del mismo modo, a pesar de cierta oposición a los castigos corporales en los Estados Unidos, azotar a los niños es legal. Las leyes de 23 estados de Estados Unidos, permiten su uso en las escuelas públicas. La prohibición se ha propuesto en Massachusetts y California, sobre todo en cuanto a los castigos corporales a los niños, incluso por parte de los padres.

En el Este Asiático (incluyendo China, Taiwán, Japón, Filipinas y Corea) es legal castigar a los propios hijos usando castigos físicos. En Singapur y Hong Kong, castigar a los propios hijos es o bien legal pero impopular, o ilegal, pero con poca relevancia de las leyes.

En las Filipinas, el castigo corporal es aplicado a los niños en el hogar, pero está prohibido en las escuelas. En Filipinas, los padres pueden reprender a los niños golpeándolos con las manos, o incluso con un cinturón.

La República Popular China y Taiwán han ilegalizado el casigo corporal contra los niños en las escuelas, pero es conocido que todavía esta práctica se hace de alguna forma en muchas zonas de Taiwán. Las formas más comunes de castigo son leves, por ejemplo bofetadas. En Corea del Sur, aplican castigos si los estudiantes olvidan la tarea, violan las reglas de la escuela o llegan tarde.

En España el castigo físico infantil fue abolido completamente en 2007, de manera acorde a las convenciones europeas e internacionales.

En general hay una cierta resistencia, sobre todo por parte de sectores conservadores, a declarar ilegal el castigo físico de los niños por sus padres. En 2004, los Estados Unidos se negó a firmar los "Derechos del Niño" de las Naciones Unidas, debido a sus sanciones a la disciplina paterna, citando la tradición de la autoridad de los padres en ese país y la intimidad familiar en la toma de decisiones. Sin embargo, cabe señalar que la Convención no menciona en realidad los castigos corporales.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada