dijous, 19 de maig de 2011

GORDA, una obra de teatro cargada de realismo

El sentimiento que se experimenta al comprobar que tu cuerpo no coincide con los cánones de belleza establecidos por la sociedad y la moda es tan desagradable como la propia idea que hemos creado de la perfección. El culto al cuerpo, la extrema delgadez y la belleza se valoran, por desgracia, más que la personalidad y la inteligencia… Y la obsesión que se deriva de todo esto causa siempre problemas.

Por eso, es de agradecer cada movimiento cultural que se centra en mostrar las dificultades actuales de la sociedad, como arma para combatirlas. Subir al escenario temas que nos son tan familiares ayuda a concienciarnos de la realidad para dar un paso adelante y cambiarla.

Neil LaBute, lo hace… y muy directo. Con su gran dosis de mordacidad e ironía habitual plantea en GORDA una obra con un contenido que nos resultará muy familiar: el temor a que nos juzguen, el miedo a engordar, el rechazo y las relaciones humanas. ¿Puede un hombre guapo enamorarse de una divertida mujer con sobrepeso? ¿Pueden ser felices sin que la sociedad, cruel por naturaleza, intente impedirlo? 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada