dimarts, 5 de gener de 2010

El encargado de un restaurante de Barcelona echa a una madre por amamantar a su hija

Todo sucedió el pasado 30 de noviembre, poco después de las ocho de la tarde. "Iba con una amiga, las dos con cochecitos, y Mireia comenzó a llorar a moco tendido. Le entró una de esas hambres repentinas y vi que no llegaría a tiempo a casa para darle de mamar". Si hubiera sido verano, Norma se habría sentado en uno de los bancos del paseo de Gràcia, como ha hecho en alguna ocasión. Pero hacía frío. "Hice lo que cualquier madre que da el pecho hubiera hecho". Eso es entrar en un local, sentarse en un lugar discreto, tomarse algo y dar de comer a su hija.


La urgencia le pilló en pleno paseo de Gràcia y optó por entrar en el restaurante porque hacía frío. La incalificable situación ocurrió en el restaurante Txapela. Y les sucedió a Norma Abril y a Mireia, su bebé de seis meses. Ambas acabaron al amparo de la marquesina de la parada del autobús 47. La madre, con una gran sensación de impotencia, y el bebé, con la barriga finalmente llena.

"Entramos en el Txapela porque estábamos delante y tenía mesas vacías. Cuando vimos que las tenían preparadas para cenar, yo le comenté a mi amiga que aprovecharía y cenaría unas tapas, porque la niña no podía esperar. Supongo que nos oyeron hablando y por eso el encargado nos dijo ya de entrada que aquello era un restaurante y que qué nos habíamos creído, que allí no nos podíamos poner a dar de mamar". Lo peor de todo, para Norma, es que el responsable del local, según su versión, le llegara a ofrecer el lavabo para alimentar a la niña. "¿Quién come en un váter?

"Lamentablemente no es el primer caso que se ha dado, aunque muy pocas veces las madres se han atrevido a denunciarlo, porque las que lo han hecho han sido criticadas por uno u otro motivo. Muy pocas empresas reconocen lo sucedido y se defienden acusando a la madre de histérica o de cosas como exhibicionismo", explica Eulalia Torres, presidenta de la Federación Catalana de Grups de Suport a la Lactància Materna, ente que se dedica al fomento, el apoyo y la orientación a la madre que opta por este tipo de crianza, recordando el caso de una profesora de Madrid que dio de mamar a su hijo en un comedor universitario y a la que se acusó de exhibirse delante de los estudiantes.

1 comentari:

  1. estamos locos donde bamos allegar .
    creo que las normas esta para cunplir,
    y creo que no es para tanto que es lo mas normar del mundo dan el pecho a un niño

    ResponElimina