diumenge, 17 de gener de 2010

elpais.com - Los españoles están satisfechos con su sexualidad. Muchos, la gran mayoría, consideran el sexo un elemento fundamental en su vida.

Esa satisfacción tiene excepciones. Los hombres, por ejemplo, querrían tener relaciones con más frecuencia. La primera Encuesta Nacional sobre Salud Sexual, hecha por el Observatorio de Salud de la Mujer del Ministerio de Sanidad y el CIS, que analiza datos como la frecuencia en las relaciones o los anticonceptivos utilizados, muestra también otras variables que hasta ahora no se habían medido. Datos que revelan, por ejemplo, que los roles tradicionales entre sexos siguen vivos. El estudio, realizado con 10.000 entrevistas a mujeres y hombres mayores de 16 años, asegura que el 85,6% de las mujeres mantuvieron sus primeras relaciones sexuales con su pareja estable. Un porcentaje que cae hasta el 46% entre los hombres. Persiste además un modelo en el que las chicas ponen mayor carga emocional en el sexo que los chicos.

Motivos. La encuesta plantea cuatro posibles motivos para que una persona decida tener sexo: amar y ser amado 39%, la necesidad de unirse y conectar con otra persona 23,6%, por deseo sexual 14% o para tener descendencia 10%. Pero hay grandes diferencias entre sexos. El amar y ser amado es elegido por el 45,5% de las mujeres y sólo por el 32% de los hombres. Mientras que el deseo sexual es la motivación para un 19,7% de los varones y sólo un 8% de las mujeres. Persiste una visión del sexo más relacionada con el amor romántico y con la reproducción tanto para tenerla como para evitarla en el caso de las mujeres. Los hombres, sin embargo, están mucho más abiertos a las relaciones esporádicas, asegura Concha Colomer, directora del Observatorio de Salud de la Mujer. Hay que trabajar con educación y formación para romper esta tendencia y lograr un equilibrio. Que las mujeres puedan tener una sexualidad buena sin que tenga que ser el amor romántico y que los hombres valoren más la parte de los sentimientos, añade.

 Anticonceptivos. En España los embarazos no deseados y el número de abortos no dejan de aumentar. Revisando la encuesta, destaca que cerca del 40% de los ciudadanos no usó ninguna protección para prevenir un embarazo su primera vez. Una variable que mejora con la edad. Son sobre todo los mayores de 55 años quienes, en un porcentaje del 40% en adelante, no usaron esa primera vez métodos como el condón, explica Colomer. En el caso de los jóvenes ese porcentaje se ha reducido hasta el 15%. Un dato que, a pesar de todo, sigue siendo importante. Preocupa además que el uso de medios para evitar un posible contagio de enfermedades de transmisión sexual, como el sida, es aún más bajo en esas primeras relaciones que para prevenir el embarazo. El 44% de los españoles no usó ningún método. La encuesta revela un dato curioso: las mujeres deciden más qué métodos utilizar y cuándo.

 Frecuencia. Quizá la calidad sea buena, pero la cantidad es moderada. El 65% de los hombres y el 66,3% de las mujeres mantiene relaciones cada dos o tres días, o una vez a la semana. Sólo el 3,3% de los hombres y el 3,7% de las mujeres lo hace a diario. Pero no todos los españoles se conforman con la frecuencia con la que mantienen sexo. En general, la mayoría de los hombres, el 45%, querría tener relaciones más habitualmente. Un porcentaje que, sin embargo, es sólo del 23,6% en el caso de las mujeres. La mayoría de ellas, el 55,8%, se conforma.

 Falta de sexo. Las mujeres en abstinencia sexual son más numerosas que los hombres. De quienes no han tenido sexo en los últimos 12 meses, el 21% son mujeres y sólo el 12,85% hombres. Sin embargo, el motivo que dan ambos es distinto. En las mujeres su motivo mayoritario es que se han quedado viudas. En los hombres, la causa más esgrimida es la falta de deseo el 15%. Lucas asegura que aún queda mucho de ese tópico que no aprobaba que las mujeres tuviesen sexo una vez fallecido su esposo. Esos comportamientos aún están muy inmersos en nuestra cultura. Sin embargo, detrás de esa falta de deseo sexual que aducen los hombres se esconde, según Lucas, el miedo al fracaso. Provocado por la edad, por algún problema de salud. Variables que anulan ese deseo, sostiene.

 Satisfacción. La mayoría de los españoles, el 88,2% de los hombres y el 83,6% de las mujeres, están satisfechos con su vida sexual. Un dato positivo que sin embargo Lucas pone a la inversa. El problema es que hay un 20% de la población que no está satisfecha y, sobre todo, que ese porcentaje es mayor entre las mujeres, dice. Y es que además en ellas la satisfacción que sienten en el sexo se reduce mucho cuando la relación es esporádica. En esta cultura el hombre se erige como conductor del encuentro sexual y la mujer tiende a esperar a ver qué se le ofrece. Además, el hombre, cuando no conoce a la pareja, tiende a ser más inexperto, explica Lucas.

 Información. A la mayoría de los españoles no les hubiera sobrado tener más información sobre sexo. El 27,4% y el 31,3% de las mujeres creen que la información sobre sexualidad que tienen es entre regular y muy mala. Echan de menos sobre todo más información sobre prevención de infecciones de transmisión sexual y métodos anticonceptivos. Sin embargo, las formas de obtener y dar placer a la pareja también preocupan. El 30,5% de los hombres y el 25,9% de las mujeres desearían haber tenido más información sobre esto. Una variable interesante es que la madre para la mayoría de las mujeres el 58,3% y el padre para los hombres el 35,6% son las fuentes de información preferidas.

 Preocupación. La mayoría de los españoles el 86,3% de los hombres y el 78,4% de las mujeres considera la sexualidad necesaria para el equilibrio personal. Como tal, preocupa, pero si se les pide que concreten las causas de su inquietud, se vuelven más prosaicos: para los hombres, las primeras causas son no tener pareja 24,6%, o la inexperiencia 22,8%. Entre las mujeres gana destacada la falta de apetito sexual el 27,1% y la inexperiencia 20,9%. En cualquier caso, menos del 40% buscó ayuda.

 Prostitución. Un tercio de los hombres el 32% ha pagado al menos una vez en su vida por mantener relaciones sexuales. El porcentaje entre las mujeres es del 0,3%. La inmensa mayoría de los varones el 92,3% pagó a una mujer. En cambio, entre el reducido porcentaje de mujeres que afirman haber recurrido a la prostitución, las preferencias están mucho más divididas: un 42,9% pagó a un hombre, pero un 21,4% lo hizo a otra mujer.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada