dimecres, 6 de gener de 2010

“Eso no es para mí”. Mujeres que no quieren tener hijos: ¿está mal?, ¿qué piensa la sociedad sobre ellas?

Para muchos este es aún un tema tabú, ante la natural idea de que la mujer nació para procrear y que éste sin duda es su momento de “realización” en la vida, hay un gran sector que pone un “parate” a este estándar equivocado y dice simplemente “yo no quiero”. Cada vez más son las mujeres que por variados motivos dejan de lado el hecho de ser madre, no por olvido o postergación sino más bien por una decisión bien fundamentada, pero… ¿Cómo las ve y las trata la sociedad?
no_embarazo.jpg
En estudios realizados en Alemania, Reino Unido, Japón y España las cifras muestran una notable baja en la natalidad, las mujeres están dejando de tener hijos o los tienen cuando ya tienen mayor edad, las cosas cambias y sus conceptos frente a la maternidad no se escapan al cambio.
Los motivos son muy variados, desde no querer postergar el placer de la independencia, o del desarrollo de una carrera o proyecto personal, hasta no estar dispuestas a afrontar los gastos que ser madre implica; todos motivos que bien sabemos se ven “tocados” con la llegada de un niño. En definitiva la vida cambia cuando una se convierte en madre, y hay mujeres que no quieren cambiar su vida.
Pero frente a estas damas que ponen primero los intereses personales ante esa necesidad biológica de concebir, hay toda una sociedad dispuesta a cuestionar sus actos, incriminando la pérdida de tiempo si la mujer se va haciendo mayor, o el desperdicio de haber pasado una vida sin ser madre, pero, ¿esto es así?, ¿no ser madre implica necesariamente no realizarse como mujer?, la realidad es que no.
Las que deciden este estilo de vida muchas veces se sienten como en “falta” ante todos por su decisión, pero lo cierto es que no necesariamente hay que tener hijos para sentirse plena, una carrera con grandes horizontes, desarrollar las actividades que hacen bien, o simplemente vivir la vida como una la eligió sin sentir que le faltó nada por hacer, es motivo suficiente para solventar el detalle de no tener un hijo, según estudios de la filosofa Elisabeth Badinter quien investigó en profundidad el tema.
mujer_simbolo1.jpg
Esta especialista sobretodo destaca la capacidad de estas mujeres de poder elegir ser o no ser algo que supuestamente fue marcado desde el día en el que nacieron. La llegada de un bebé es un hecho por demás importante y saberse incapaz de afrontar la situación y por ende no proponerla es algo admirable según Badinter, ya que elegir ser madre no implica ser buena en eso necesariamente, y un niño en una familia que no sabe qué hacer con él, no será un niño feliz…
Como idea global del asunto vale destacar que no es una fiebre o una enfermedad, sino un hecho el de que las mujeres pueden elegir que hacer con sus propias vidas, una mujer no deja de ser mujer por no ser madre. Se trata de un hecho cada vez más notorio en la sociedad en la que vivimos, los niños no son la elección de todos, pero no es motivo suficiente como para cuestionar a estas mujeres, lo importante es que cada uno busque su propia felicidad, y dejar en paz a los otros con sus decisiones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada