dissabte, 2 gener de 2010

LAS MUJERES TAMBIÉN TIENEN PRÓSTATA

as viejas novelas eróticas describían con animosidad el orgasmo femenino juntamente con una expulsión rápida y violenta de un líquido que bañaba completamente al hombre, en una escena semejante a la eyaculación seminal masculina. Pero ¿de dónde salió eso de la eyaculación femenina? Veamos, en 1950 el Dr Ernest Grafenberg, un ginecólog aleman, publicó el artículo “El papel de la uretra en el orgasmo femenino” en el Internacional Journal of Sexology y 33 años más tarde el sexólogo John Perry y colaboradores publicaron el bestseller “El Punto G”, en reconocimiento al Dr Grafenberg y quienes basados en el trabajo del ginecólogo alemán reportaron que en la vagina había un lugar extremadamente sensible que al ser estimulado desencadenaba orgasmos en serie. Ningún médico creyó eso, y los estudios anatómicos y fisiológicos hasta hace pocos años no reportaban la presencia de ningún tejido ni órgano específico en la zona de la vagina descrita por los sexólogos.

Pero el año pasado el mundo se despertó con la noticia de que la mujer tiene próstata y eyacula. Algo que ha dejado pasmados a médicos y científicos. Es más, se describen algunos casos de presencia elevada en sangre de Antígeno Prostático Específico (PSA) y muertes por causa de cáncer prostático en mujeres.

En el estudio, realizado por un grupo de urólogos austriacos conducido por el Dr. F Wimpissinger, y publicado en el Journal of Sexual Medicine 2007;4:1388-1393, los autores estudiaron exhaustivamente el aparato genitourinario de dos mujeres premenopáusicas, de 44 y 45 años, quienes reportaron que eyaculaban un líquido durante el orgasmo. Las sometieron a una técnica ecográfica de vanguardia, la ultrasonografía perineal de alta definición con emisión de positrón, y revisaron concienzudamente su uretra con un endoscopio. También recogieron muestras de la eyaculación (las participantes tuvieron que masturbarse) y las compararon con la orina de una micción obtenida antes de la actividad sexual.
Los estudios revelaron la existencia de una estructura identificada como tejido prostático que rodea al conducto urinario de la mujer en toda su extensión. A la uretroscopía se vio un pequeño orificio en la parte inferior del orificio urinario que es por donde es eyaculado el líquido que al ser examinado bioquímicamente mostró contener todos los elementos constitutivos del líquido seminal masculino.
Aunque se requiere más investigaciones sobre el tema, este estudio sienta las bases para reconsiderar nuestra posición respecto a las afirmaciones del Dr Grafemberg y reconocer que estuvimos equivocados por muchas décadas y que todos ellos tenían la razón. Creo que sí, efectivamente, ¡las mujeres tienen próstata!.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada